[Note: This post is also available in: Inglés ]

MoreDisciples.com, tiene como propósito ayudarnos a comprender cómo hacer más discípulos! Como podemos comenzar “estudios de descubrimiento bíblico” [EDB], también conocido como ‘tres tercios,’ con el objetivo de producir un Movimiento de Hacer Discípulos (MHD), también llamado Movimiento de Plantación de Iglesias (MPI) o Movimiento de Multiplicación de Iglesias (MMI). Si estos acrónimos te suenan como a sopa de letras, pues, ¡este es el lugar para ti! Parece que tenemos que ponerte en contexto. Comencemos ahora mismo.

Hemos reunido esta información en dos formatos: El primero es probablemente el más fácil para una lectura rápida. Pero si prefieres la versión de texto completo, también la tenemos.

Merriam Webster dijo que un discípulo es, “uno que acepta y colabora en la difusión de las doctrinas de otros: como cualquiera de los doce en el círculo más cercano de los seguidores de Cristo acorde a los relatos del Evangelio.” Es decir, un discípulo obedece y se multiplica!

EDB significa Estudio de Descubrimiento Bíblico, también conocido como “estudio de tres tercios” o “Grupos de Descubrimiento”. Un EDB usualmente comienza con “un vistazo hacia atrás”, en esta fase se repasan estudios anteriores y se supervisa el cumplimiento de las metas que se expresaron la última vez que el grupo estuvo junto. La fase que involucra la Escritura es “un vistazo hacia arriba”, o segundo tercio. En muchos casos, el estudio se enfoca en una historia que revela algo sobre Dios, el enemigo (Satanás), o la humanidad. Es característico en la mayoría de los EDB que los participantes permitan que la Biblia hable a sus vidas en vez de pedirle a una persona que les enseñe o les predique sobre el pasaje. En el último tercio, el grupo da “un vistazo hacia adelante”, estableciendo metas sobre “que voy a obedecer” como resultado de lo que han leído en el pasaje bíblico y  “con quien voy a compartir” de acuerdo a lo que han aprendido o experimentado. (Note que hay 3 ‘tercios’ — un vistazo atrás, un vistazo arriba, y un vistazo hacia adelante. Estos llevan otros nombres en el “estudio de tres tercios”) Los EDB frecuentemente se multiplican, a veces muy rápidamente, provocando un MHD.

MHD significa Movimiento de Hacer Discípulos, a menudo compuesto por células que están multiplicándose rápidamente, que pueden ser o no un EDB. Una de las marcas distintivas es que mucha gente esta involucrada… Muchos LAICOS. Otra marca es que las células con frecuencia se hacen en casas. De hecho, hay más de 10 factores involucrados en la mayoría de estos movimientos (ver en el siguiente tema).

David Garrison investigó sobre los Movimientos de Plantación de iglesias (MPI) a mediados de los noventas y encontró diez factores que parecían ser “universales,” queriendo decir que estos fueron exactos en el 100% de los casos que él examinó. Siendo estos los 10 factores:

  • Oración extraordinaria
  • Siembra abundante del Evangelio
  • Plantación de Iglesias Intencional
  • Autoridad Espiritual
  • Liderazgo Local
  • Liderazgo Laico
  • Células o Iglesias en casas
  • Iglesias plantando iglesias
  • Reproducción rápida
  • Iglesias saludables

Lea el libro que Garrison escribió sobre el movimiento de plantación de iglesias (MPI) aquí:

http://moredisciples.com/wp-content/uploads/2017/09/garrison_cp_movimientos.pdf

Muchos practicantes de MHD definirían una iglesia como, “Un grupo de creyentes locales que han sido bautizados, que se reúnen regularmente para adorar y leer la Palabra, y que están buscando comprometerse con todas las funciones de una iglesia, particularmente como se expresa a través de los mandamientos de Jesús, y los ‘unos a otros’ en el Nuevo Testamento.” Otros añadirían un factor más, y es que estos grupos son una iglesia cuando ellos mismos comienzan a LLAMARSE  iglesia. Pero otros no les llamarían iglesia hasta que estos tengan miembros que estén discipulando a otros

Algunos dirían — no hay diferencia. Tan solo son dos diferentes términos que expresan lo mismo  — vistos desde una perspectiva diferente. No obstante, otros difieren.
City Teams define el proceso de plantación de iglesias como “el trabajo de Dios, un fenómeno divinamente producido. Descubriendo y cooperando con lo que Él está haciendo. El resultado espontáneo y natural de hacer discípulo efectivamente. No es un programa o una estrategia que los líderes de la iglesia implementan y desarrollan. Pero, quizás la mejor manera de expresarlo es ‘el surgimiento de la iglesia’. Es decir, la iglesia emerge (es plantada) cuando la semilla del evangelio es sembrada en los corazones de hombres y mujeres y ellos se reúnen para adorar, tener comunión, animarse unos a otros, ayudarse, rendir cuentas unos con otros, y tener una misión”. (Para más información, ve a su página https://www.cityteam.org/idisciple/about/index.php .)
David y Paul Watson llevaron esta definición aun más lejos cuando definieron la plantación de iglesias efectiva como, “una siembra autóctona del Evangelio y un proceso de discipulado basado en la obediencia que resulta en un mínimo de cien nuevas iglesias iniciadas y dirigidas por nativos, de cuatro generaciones, en un total de tres años.” (Más información en  https://www.contagiousdisciplemaking.com/church-planting-movements-and-disciple-making-movements/ .) No obstante, luego, las cosas cambiaron un poco y decidieron dejar de usar el término completo “plantando-iglesias”, optando en su lugar por Movimiento de Hacer Discípulos, o MHD,  a fin de ilustrar nuestro papel en la obra redentora de Dios. No hay duda que tenemos un papel. En Mateo 28:16–20, la Gran Comisión, nos dice que hagamos discípulos. Esto implica que los discípulos también hacen discípulos, y así sucesivamente. De aquí el origen y la popularidad subsiguiente del movimiento de hacer discípulos.

Paul Watson escribió que los discípulos que hacen discípulos “oran, se comprometen con comunidades no alcanzadas, encuentran Personas de Paz (aquellos que Dios ha preparado para recibir el Evangelio en una comunidad por primera vez), les ayudan a descubrir a Jesús a través de Grupos de Descubrimiento (un proceso grupal de estudio Bíblico inductivo diseñado para llevar gente de no conocer a Cristo a enamorarse completamente de Él), bautizan nuevos creyentes, ayudarles a convertirse en comunidades de fe llamadas iglesias, y mentorear nuevos líderes. Todas estas actividades muy intencionales catalizan un Movimiento de Hacer Discípulos. Jesús trabaja por medio de Su pueblo mientras obedecen Su Palabra, un Movimiento de Hacer Discípulos se convierte en un Movimiento de Plantación de Iglesias, y Jesús recibe la gloria por todo.”
Las Personas de Paz son aquellas que Dios ha preparado para recibir el Evangelio en una comunidad por primera vez. Este término tiene su origen en la historia bíblica cuando Jesús envió a los 72 en Lucas 10. En los versículos 5 y 6, hablándole a aquellos que iban a ser enviados, Jesús les explica, ”Cuando entren en una casa, digan primero: “Paz a esta casa”. Si hay allí alguien digno de paz, gozará de ella; y, si no, la bendición no se cumplirá”. Por lo tanto, un “hombre de paz” ha venido a significar a ese alguien que te da la bienvenida en una comunidad, quizás hasta llegando a convertirse en tu defensor. No necesariamente implica que estas personas siempre aceptan a Cristo como Su Señor. Este “hombre de paz” puede que solo sea el que te abre las puertas a la comunidad — y eso es todo.

(Aquí tienes la versión de texto completo de la información presentada, en el caso de que sea más fácil para imprimir o para ver en tus dispositivos)

¿Qué es un discípulo?

Merriam Webster dijo que un discípulo es, “uno que acepta y colabora en la difusión de las doctrinas de otros: como cualquiera de los doce en el círculo más cercano de los seguidores de Cristo acorde a los relatos del Evangelio.” Es decir, un discípulo obedece y se multiplica!

¿Qué es un EDB?

EDB significa Estudio de Descubrimiento Bíblico, también conocido como “estudio de tres tercios” o “Grupos de Descubrimiento”. Un EDB usualmente comienza con “un vistazo hacia atrás”, en esta fase se repasan estudios anteriores y se supervisa el cumplimiento de las metas que se expresaron la última vez que el grupo estuvo junto. La fase que involucra la Escritura es “un vistazo hacia arriba”, o segundo tercio. En muchos casos, el estudio se enfoca en una historia que revela algo sobre Dios, el enemigo (Satanás), o la humanidad. Es característico en la mayoría de los EDB que los participantes permitan que la Biblia hable a sus vidas en vez de pedirle a una persona que les enseñe o les predique sobre el pasaje. En el último tercio, el grupo da “un vistazo hacia adelante”, estableciendo metas sobre “que voy a obedecer” como resultado de lo que han leído en el pasaje bíblico y  “con quien voy a compartir” de acuerdo a lo que han aprendido o experimentado. (Note que hay 3 ‘tercios’ — un vistazo atrás, un vistazo arriba, y un vistazo hacia adelante. Estos llevan otros nombres en el “estudio de tres tercios”) Los EDB frecuentemente se multiplican, a veces muy rápidamente, provocando un MHD.

¿Qué es un MHD?

MHD significa Movimiento de Hacer Discípulos, a menudo compuesto por células que están multiplicándose rápidamente, que pueden ser o no un EDB. Una de las marcas distintivas es que mucha gente esta involucrada… Muchos LAICOS. Otra marca es que las células con frecuencia se hacen en casas. De hecho, hay más de 10 factores involucrados en la mayoría de estos movimientos (ver en el siguiente tema).

¿Hay algunas características en común entre MHD y MPI?

David Garrison investigó sobre los Movimientos de Plantación de iglesias (MPI) a mediados de los noventas y encontró  diez factores que parecían ser “universales,” queriendo decir que estos fueron  exactos en el 100% de los casos que él examinó. Estos son los 10 factores:

  • Oración extraordinaria
  • Siembra abundante del Evangelio
  • Plantación Intencional de Iglesias
  • Autoridad Espiritual
  • Liderazgo Local
  • Liderazgo Laico
  • Células o Iglesias en casas
  • Iglesias plantando iglesias
  • Reproducción rápida
  • Iglesias saludables

Lea el libro que Garrison escribió sobre el movimiento de plantación de iglesias (MPI) aquí: http://moredisciples.com/wp-content/uploads/2017/09/garrison_cp_movimientos.pdf

¿Cómo estos movimientos definen a una “iglesia”?

Muchos practicantes de MHD definirían una iglesia como, “Un grupo de creyentes locales que han sido bautizados, que se reúnen regularmente para adorar y leer la Palabra, y que están buscando comprometerse con todas las funciones de una iglesia, particularmente como se expresa a través de los mandamientos de Jesús, y los ‘unos a otros’ en el Nuevo Testamento.” Otros añadirían un factor más, y es que estos grupos son una iglesia cuando ellos mismos comienzan a LLAMARSE  iglesia. Pero otros no les llamarían iglesia hasta que estos tengan miembros que estén discipulando a otros

¿Cuáles son las diferencias entre MPI y MHD?

Algunos dirían — no hay diferencia. Tan solo son dos diferentes términos que expresan lo mismo  — vistos desde una perspectiva diferente. No obstante, otros difieren.
City Teams define el proceso de plantación de iglesias como “el trabajo de Dios, un fenómeno divinamente producido. Descubriendo y cooperando con lo que Él está haciendo. El resultado espontáneo y natural de hacer discípulo efectivamente. No es un programa o una estrategia que los líderes de la iglesia implementan y desarrollan. Pero, quizás la mejor manera de expresarlo es ‘el surgimiento de la iglesia’. Es decir, la iglesia emerge (es plantada) cuando la semilla del evangelio es sembrada en los corazones de hombres y mujeres y ellos se reúnen para adorar, tener comunión, animarse unos a otros, ayudarse, rendir cuentas unos con otros, y tener una misión”. (Para más información, ve a su página https://www.cityteam.org/idisciple/about/index.php .)
David y Paul Watson llevaron esta definición aun más lejos cuando definieron la plantación de iglesias efectiva como, “una siembra autóctona del Evangelio y un proceso de discipulado basado en la obediencia que resulta en un mínimo de cien nuevas iglesias iniciadas y dirigidas por nativos, de cuatro generaciones, en un total de tres años.” (Más información en  https://www.contagiousdisciplemaking.com/church-planting-movements-and-disciple-making-movements/ .) No obstante, luego, las cosas cambiaron un poco y decidieron dejar de usar el término completo “plantando-iglesias”, optando en su lugar por Movimiento de Hacer Discípulos, o MHD,  a fin de ilustrar nuestro papel en la obra redentora de Dios. No hay duda que tenemos un papel. En Mateo 28:16–20, la Gran Comisión, nos dice que hagamos discípulos. Esto implica que los discípulos también hacen discípulos, y así sucesivamente. De aquí el origen y la popularidad subsiguiente del movimiento de hacer discípulos.

¿Qué es una Persona de paz?”

Paul Watson escribió que los discípulos que hacen discípulos “oran, se comprometen con comunidades no alcanzadas, encuentran Personas de Paz (aquellos que Dios ha preparado para recibir el Evangelio en una comunidad por primera vez), les ayudan a descubrir a Jesús a través de Grupos de Descubrimiento (un proceso grupal de estudio Bíblico inductivo diseñado para llevar gente de no conocer a Cristo a enamorarse completamente de Él), bautizan nuevos creyentes, ayudarles a convertirse en comunidades de fe llamadas iglesias, y mentorear nuevos líderes. Todas estas actividades muy intencionales catalizan un Movimiento de Hacer Discípulos. Jesús trabaja por medio de Su pueblo mientras obedecen Su Palabra, un Movimiento de Hacer Discípulos se convierte en un Movimiento de Plantación de Iglesias, y Jesús recibe la gloria por todo.”
Las Personas de Paz son aquellas que Dios ha preparado para recibir el Evangelio en una comunidad por primera vez. Este término tiene su origen en la historia bíblica cuando Jesús envió a los 72 en Lucas 10. En los versículos 5 y 6, hablándole a aquellos que iban a ser enviados, Jesús les explica, ”Cuando entren en una casa, digan primero: “Paz a esta casa”. Si hay allí alguien digno de paz, gozará de ella; y, si no, la bendición no se cumplirá”. Por lo tanto, un “hombre de paz” ha venido a significar a ese alguien que te da la bienvenida en una comunidad, quizás hasta llegando a convertirse en tu defensor. No necesariamente implica que estas personas siempre aceptan a Cristo como Su Señor. Este “hombre de paz” puede que solo sea el que te abre las puertas a la comunidad — y eso es todo.