[Note: This post is also available in: Inglés Ruso ]

Hoy en el Reto de los 30-Día leemos…

“Muchos de los samaritanos que vivían en aquel pueblo creyeron en él por el testimonio que daba la mujer: ‘Me ha dicho todo lo que he hecho.” – Juan 4:39

Para saber cómo hacer discípulos, primero definamos que queremos decir cuando usamos la palabra, “discípulo”. En su definición más simple, un discípulo es uno que sigue. Pero cuando estudiamos a los discípulos del Nuevo Testamento, encontramos que ellos hicieron algo más que solo seguir. Ellos entrenaron a otros para ser seguidores. Tan pronto como Andrés conoció a Jesús, fue inmediatamente a buscar a Pedro. (Juann 1:42)

Tan pronto como Jesús compartió las Buenas Nuevas con la mujer en el pozo, ella fue a contarle a todos en su pueblo sobre el Salvador (Juan 4:39) y “¡Muchos creyeron!” Inmediatamente después de conocer a Jesús, el endemoniado fue de regreso a su pueblo y “todos quedaron asombrados” (Mark 5:20). Así que para nosotros, un discípulo es uno que sigue, mientras él/ella guía a otros. De hecho, se podría decir que los discípulos entrenan otros, para entrenar a otros, para formar otros!

Tu reto para hoy es buscar a alguien, familiar u otros, con quien puedas explicar este concepto. Comparte con el o ella que tienes la meta de ser un discípulo que se multiplica. Busca una persona — y comparte esta noticia. Quizás el siguiente vídeo te ayude a ver esta información en perspectiva para poder explicarlo mejor : )

Además

Aquí tienes algunos materiales, herramientas y publicaciones de blog que te ayudarán a abordar el Reto de hoy con más eficiencia.